El Notario Público

Quien es un Notario Público?

El artículo 2 de la Ley del Notariado define al notariado como la institución en que se deposita la fe pública, para garantía, seguridad y perpetuidad de los contratos y disposición entre vivos y por causa de muerte.

El Notario Público es la persona que ejerce el notariado, es decir entonces, que Notario es un profesional que reviste de fe pública los documentos que autoriza, brindando seguridad jurídica y legalidad a los actos y contratos.

En Nicaragua el notariado está regulado por la Ley del Notariado del 09 de noviembre de 1949 y por la Ley número 139 del 28 de noviembre de 1991, llamada Ley que da mayor utilidad a la institución del notariado.

Ante un Notario usted puede recurrir cuando requiere autenticar un documento, es decir, cuando en una institución le solicitan que presente una copia de un documento original con la garantía establecida por un Notario de ser copia fiel del original y cuando requiere de un documento notarial o escritura pública.

El Notario no solo redacta documentos, también asesora y aconseja y una vez que analiza la necesidad del interesado recomienda el documento que se adecúa a sus intereses y luego las recoge esas necesidades en un documento, por ello usted debe acudir a él desde la primera fase de su negociación o necesidad.

Un Notario podrá autorizarle documentos personales:

  1. Compras ventas de propiedades o de vehículos
  2. Documentos de créditos personales o con hipotecas o prendas
  3. Servidumbres
  4. Permutas
  5. Arrendamientos
  6. Desmembraciones
  7. Donaciones
  8. Capitulaciones matrimoniales
  9. Emancipación de hijos
  10. Otorgamiento de poderes y
  11. Testamentos

Documentos empresariales:

  1. Constitución de sociedades
  2. Disolución de sociedades
  3. Venta o donación de acciones
  4. Trasmisión de marcas y patentes
  5. Financiamientos y
  6. Leasing.

Honorarios de los Notarios:

Al no existir una ley vigente que establezca los honorarios de los Notarios los costos varían entre unos y otros, así que usted tendrá muchas opciones en cuanto a precios, sin embargo al escoger el suyo debe tomar en cuenta que conozca del tema de su interés, pues puede pasarle que su documento sea rechazado y tenga que pagar nuevamente a otro Notario para que lo redacte bien, sobre todo en los documentos que serán utilizados en Instituciones Financieras.

Sabía que:

  1. No todos los Notarios nicaragüenses pueden celebrar matrimonios, sino sólo aquellos que tienen más de diez años de ejercicio profesional.
  2. Que de conformidad con el Código de Familia de Nicaragua estos mismo Notarios también pueden divorciar por medio de una escritura pública, pero solamente cuando la pareja no tuvo hijos y no adquirieron bienes.
  3. Que los Notarios nicaragüenses podemos autorizar documentos fuera de Nicaragua, es decir, si estamos fuera del país podemos celebrar contratos entre nicaragüenses o con extranjeros que tengan intereses en Nicaragua.
  4. Que un poder de representación deja de tener vigencia automáticamente que fallece la persona que lo otorgó.
  5. Que el testamento entra en vigencia automáticamente que fallece quien lo otorgó.
  6. Que los cónsules y embajadores dentro de sus funciones también tienen la de ser Notarios Públicos y pueden autorizar documentos, aunque no hayan estudiado para serlo.
  7. Que en Nicaragua los que estudiamos para ser Abogados a la vez nos preparamos como Notarios y que en otros países ambas profesiones las ejercen diferentes profesionales.
  8. Que en otros países como Costa Rica, México y Colombia para ser Notario deben presentar un examen ante la Corte Suprema.
  9. Que si estas en un lugar donde no hay Notario a la mano, como en una montaña, en un barco o un avión y como consecuencia de un accidente o una enfermedad te das cuenta que vas a morir, puedes otorgar tu testamento con las personas que se encuentran a tu lado, haciéndoles saber tu última voluntad, quienes servirán después como testigo ante un Notario para levantar un documento público.
  10. Que cuando fallecemos los Notarios nuestros protocolos o archivo de los documentos que autorizamos durante nuestra vida, deben entregarse al Registro Público de su departamento, salvo que un familiar sea Notario y se comprometa a resguardarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *